Bloques de vidrio

Categoría: ID producto: 2025

Descripción

¿Conoces los bloques de vidrio? Los bloques son piezas de construcción fabricadas en vidrio. Son robustas, resistentes y suficientemente gruesas como para permitir crear una segura estructura vertical. Los bloques más comunes son cuadrados y planos, pero los diseños están en continua evolución de formas (curvos, rectangulares, con forma de ladrillo, con huecos para ventilación), de acabados (translúcidos, transparentes incoloros y de colores) y texturas (superficie lisa, tanto plana como ondulada o muy ondulada, con líneas rectas y curvas formando dibujos, simulando burbujas,…). Los tamaños más comunes son de 19×19, 11,5×11,5 y 19×9 cm y con grosores de 8 o 5 cm para el bloque básico pero también hay piezas especiales.

Los bloques de vidrio pueden ser utilizados en todos los ambientes interiores para dotar de más luminosidad y estilo a los espacios y a los rincones menos expuestos a la luz, o como elementos decorativos rebosantes de originalidad y elegancia. Los bloques de vidrio son una solución constructiva y decorativa en auge. En el interior de las viviendas su uso se ve en cocinas, dormitorios y especialmente baños (crear una cabina de ducha por ejemplo). También sirven para decorar paredes y huecos de escalera así como para dividir estancias, y conseguir lucernarios en muros altos o incluso colocar en suelos.

¿Qué ventajas tienen los bloques?

Los bloques te permiten dividir total o parcialmente ambientes sin restar luminosidad a la estancia (tanto paredes como en suelos) y constituyen en sí mismos un recurso decorativo muy actual. Ofrecen una gran luminosidad pero sin ser traslucidos, por lo que aportan privacidad ya que las imágenes se perciben distorsionadas. Su limpieza, como la de cualquier cristal es muy sencilla además de proporcionar  buen aislamiento, tanto térmico como acústico y así un mayor confort y ahorro energético. Por ultimo destacar su alta dureza y resistencia, incluido el fuego y algunos son transitables para suelos.