Hogares

Categoría: ID producto: 1492

Descripción

Los hogares cerrados de leña que gracias al uso de la leña, permiten ahorrar en los costes de la calefacción respetando el medio ambiente (sostenibilidad  ecológica de la biomasa). Los hogares son aparatos que por la combustión de la leña, producen aire caliente para calentar la estancia donde se encuentran instalados y ambientes contiguos por convención natural. La gran diferencia con los insertables es que estos aparatos no disponen de motores para realizar ventilaciones por canalizaciones al contrario que los compactos.

En Hergadi tenemos el hogar que necesitas con modelos de primeras marcas y así poder elegir la potencia, tamaño y diseño que más se adecue a tus necesidades. Podrás encontrar gran variedad desde el amplio y panorámico hasta hogares de pequeñas dimensiones y esquineros para aprovechar mejor los espacios así como el vertical y esbelto pasando el hogar de ángulo hasta el de doble cara. También en te asesoraremos sobre hogares de chapa y metálicos, de hierro fundido, hogares abiertos y cerrados con cristal plano, curvo o prismático, y cualquier otro que imagines para hacer realidad tus sueños.

¿Por qué usar leña?

En primer lugar el aspecto de sostenibilidad. Utilizando leña como combustible se contribuye a ayudar al medio ambiente ya que la leña es el combustible menos contaminante, puesto que la cantidad de CO2 que emite es igual o inferior a la que absorbió el árbol. La leña utilizada a partir de la limpieza de los montes y de la regeneración continua del mismo fomenta los tratamientos silvícolas es decir que fomenta la ecosostenibilidad. Otro aspecto es que la calidad de calefacción de una estufa de leña no tiene comparación (ofrece una penetrante sensación de calor por radiación en la piel, y una rápida calefacción de la habitación que otro tipo de combustibles no ofrecen). La visión de las llamas nos da tranquilidad además de un espacio para la reflexión. El calor del hogar ha sido el punto de encuentro para el ser humano durante miles de años y el mejor ejemplo lo representan los filandones, seranos o calechos de León,  reuniones  que se realizan por las noches alrededor del fuego del hogar con los participantes sentados en escaños o bancadas y en la que se cuentan en voz alta cuentos o historias al tiempo que se trabaja en alguna labor manual.