Piedra natural

Categoría: ID producto: 2474

Descripción

En Hergadi podrás encontrar una amplia gama de productos en piedra natural, tanto para suelos y terrazas como para paredes y fachadas. Entre las propiedades de la piedra natural destacan dureza, su belleza y su perdurabilidad, además de su variedad de formas, diseños y colores que ofrecen un juego de combinaciones casi inagotable para crear efectos en la decoración de paredes y suelos que harán de tu construcción un espacio único. Destacar la amplia variedad de acabados, y todos ellos ayudan a resaltar la belleza de la piedra natural como el pulido, apomazado, serrado, abujardado, flameado, envejecido, cepillado, efecto piel, antiguo, lajado, y un largo etcétera que varía según las últimas innovaciones en este sector.

La piedra natural es el material más adecuado para crear suelos, terrazas y patios exteriores resistentes y bellos además de aseguran unos excelentes resultados por su fácil limpieza, sus características antideslizantes así como presentar variaciones de tonalidades infinitas.

Mientras que los paneles de piedra natural son una excelente alternativa para proteger paredes y fachadas. La opción de los paneles de piedra natural es interesante gracias a su gran encanto para sumar naturaleza y calidad a los revestimientos. La resistencia a temperaturas extremas convierte a los paneles de piedra natural en una opción interesante para revestimientos exteriores. Los paneles premontados de piedra natural tienen diseños cuadrados y rectangulares así como en forma de Z (estos últimos quieren evitar la visión de las juntas a la hora de su instalación). El principal avance de los paneles de piedra natural es que también se pueden instalar en grandes alturas, ya que se han desarrollado anclajes autónomos ya incorporados al propio panel que refuerzan su seguridad.

Un nueva forma de expresión que te permitirá elegir entre un variado abanico de materiales y colores combinables, y les da la capacidad de sobrepasar los límites de la imaginación en el acabado de cualquier espacio exterior.

¿Qué tipos hay de piedras naturales?

La diferencia entre los distintos tipos de piedra natural comienza en el origen de su creación, esto incluye los materiales que contienen y el proceso mediante el cual se llegaron a unir. Es importante diferenciar entre un mineral y una roca, ya que en el lenguaje común los dos se llaman piedras pero para fines geológicos no son iguales. Un mineral es una sustancia químicamente homogénea, mientras una roca es una combinación de varios minerales. Lista con distintos tipos de piedra natural utilizados en acabados de exterior de distintas construcciones.

  1. Rocas ígneas también se conocen como magmátitas o rocas magmáticas.

Piedras están formadas por el enfriamiento del magma en el interior de la Tierra o cuando la magma brota a la superficie. Ejemplos de piedras ígneas y sus aplicaciones en la construcción

Granito: Roca que se caracteriza por ser muy resistente a  los esfuerzos así como a las alteraciones atmosféricas, desgastes y rayados. El granito además es aislante de la humedad. Tiene muchas aplicaciones en la construcción debido a su abundancia, firmeza y aspecto atractivo. Se emplea para acabados de piso, fachadas y chimeneas y también se utilizan en zócalos y columnas así como para  adoquines.

Pumita: Comúnmente conocida como piedra pómez, la pumita se forma por el enfriamiento rápido de una lava rica en gases. En zonas volcánicas donde la pumita es abundante, se ha utilizado para cimientos y muros en viviendas tradicionales; sin embargo en la construcción moderna no se considera apta para cimientos debido a su porosidad. Se suele emplear como roca ornamental y en sillerías.

 Diorita: La diorita es una piedra suave que se utiliza en la construcción como un agregado. Visualmente, la diorita es parecida al granito; sin embargo tienen composiciones químicas distintas. Hay veces  que la diorita (y otras piedras con una apariencia similar) se venden bajo el nombre de granito.

  1. Rocas sedimentarias

Se forman por medio de la acumulación de sedimentos que se consolidaron en rocas duras a través de un proceso de erosión, transporte y sedimentación de rocas pre-existentes. Las rocas sedimentarias normalmente se encuentran formando capas o estratos. Ejemplos de piedras en la construcción:

Caliza: Piedra  que al contar con una abrasividad baja, resultan sencillas de cortar y adecuadas para la talla en sillería, fachadas y elementos de ornamentación, Debido a sus grietas, son piedras permeables. Debido a su porosidad  son piedras permeables.

Laja: Muy utilizada en pisos, fachadas de paredes y chimeneas. Es resistente al calor y tiene un aspecto atractivo.

Travertino: Esta roca carbonatada puede contener fósiles o impresiones de organismos acuáticos y  se utiliza principalmente para fachadas y como roca ornamental.

Arenisca: esta piedra tiene la particularidad de estar formada por granos de arena que se unen a partir de cemento. La arenisca está compuesta por cuarzo y se caracteriza por una flexibilidad y resistencia variable. Esta roca se usa para construir viviendas, recubrir fachadas y decorar exteriores e interiores.

  1. Rocas metamórficas

Cuando las piedras ígneas o sedimentarias son sometidas a presiones y temperaturas altas, se generan cambios en los minerales y en su forma, generándose así las piedras metamórficas. Ejemplos de piedras metamórficas:

Mármol: Una de las piedras más codiciadas en la construcción, el mármol se ha utilizado desde la antigüedad en prácticamente todos los aspectos de la construcción, desde cimientos hasta elementos ornamentales de los más finos. Es un tipo de piedra muy dura que cobra un brillo perfecto al ser pulida. El mármol puro es totalmente blanco; sin embargo son las impurezas que le dan su variación de tonos atractivos.

Pizarra: Piedra oscura constituida por minerales laminares muy finos, de estructura hojosa con las capas claramente marcadas. Se presta para la obtención de placas planas e impermeables de escaso grosor y excelente aislante (tanto al agua como a variaciones térmicas), las cuales se emplean principalmente en cubiertas de tejados, para pavimentos así como en fachadas exteriores e interiores.

Cuarcita: Roca metamórfica de gran dureza, escasa absorción de agua y alta resistencia a los cambios de temperatura. Su textura lisa o ligeramente rugosa unida a una gama de colores muy amplia la convierten en una piedra ideal para pavimentos de exteriores como terrazas o jardines