Piedras decorativas

Categoría: ID producto: 1999

Descripción

En Hergadi disponemos de gravas y piedras decorativas para tu jardín, en distintos formatos y acabados y que son una solución de paisajismo muy vistosa para decorar el espacio exterior y delimitar ambientes. Además de la función ornamental, los áridos decorativos protegen la tierra de los cambios bruscos de temperatura, evitan la aparición de malas hierbas y te ayudan a ahorrar agua porque conservan la humedad del suelo. Entre sus ventajas frente a otros productos es su fácil instalación y posterior mantenimiento, ya que no necesitan productos para su limpieza y conservación así como falta de riego y maquinaria, ya que solo necesitan quitar la hojarasca cuando se cubren.

Ven a nuestras instalaciones y descubrirás las grandes posibilidades decorativas de estos áridos con sus diferentes formas, tamaños y colores te que te permiten crear tus propios espacios ornamentales.

En Hergadi puedes consultar a nuestro asesor sin compromiso.

¿Qué piedra decorativa puedo elegir?
Entre la diversidad de las mismas, tanto en formas como en colores os presentamos una pequeña selección de las más utilizadas para fines ornamentales y decorativos en jardinería:

Grava. Árido triturado de piedra natural, cuya diferencia es que un tipo de árido más pequeño, tiene aristas por lo que en su manipulación se deben utilizar algún tipo de protección como guantes. La grava se utiliza ornamentalmente en jardines, senderos, jardineras,… Destacar sus amplias posibilidades decorativas gracias a la variedad de colores.

Cantos rodados. Muy requeridos en la cubrición de suelos de jardines y superficies de jardineras. Elementos redondeados son fáciles de manipular y cómodos al caminar sobre ellos lo que les convierte en una buena opción para senderos y caminos de jardín, por ello son muy indicados en decoración tanto de exteriores (jardines, terrazas…) como de interiores como de jardineras, jarrones de cristal, tiestos,…

Bolos. Piedras redondeadas de mayor tamaño que los cantos rodados y que se utilizan como elemento decorativo y ornamental en jardines, fuentes, cascadas y acuarios, también en jardineras y jarrones. Además su manejo y limpieza son muy similares al canto rodado

Piedra volcánica. Rocas ígneas que se forman a partir de lava o magma de los volcanes .Su utilización para decoración y construcción de algunos pavimentos es muy común.

Rocallas. Piedras de caliza de múltiples formas y colores que presentan hendiduras o agujeros por la erosión. Se utilizan para la ornamentación de jardines como para separar conjuntos de plantas, o en cualquier otro tipo de ubicación a modo de roquedal como construcción de muros o márgenes, cascadas de agua a diferentes niveles,…

Las granzas cerámicas o de terracota son un tipo especial de cerámica o ladrillo triturado y que proceden de una selección de arcillas cocidas a altas temperaturas, posteriormente se clasifican en diferentes granulometrías. Entre sus ventajas decir que es un sustrato natural, decorativo, ecológico, poroso, limpio, inerte, inodoro, no abrasivo, no produce barro, no se descompone, libre de plagas y enfermedades.

¿Qué piedra decorativa puedo elegir?

Entre la diversidad de las mismas, tanto en formas como en colores os presentamos una pequeña selección de las más utilizadas para fines ornamentales y decorativos en jardinería:

Grava. Árido triturado de piedra natural, cuya diferencia es que un tipo de árido más pequeño, tiene aristas por lo que en su manipulación se deben utilizar algún tipo de protección como guantes. La grava se utiliza ornamentalmente en jardines, senderos, jardineras,… Destacar sus amplias posibilidades decorativas gracias a la variedad de colores.

Cantos rodados. Muy requeridos en la cubrición de suelos de jardines y superficies de jardineras. Elementos redondeados son fáciles de manipular y cómodos al caminar sobre ellos lo que les convierte en una buena opción para senderos y caminos de jardín, por ello son muy indicados en decoración tanto de exteriores (jardines, terrazas…) como de interiores como de jardineras,  jarrones de cristal, tiestos,…

Bolos. Piedras redondeadas de mayor tamaño que los cantos rodados y que se utilizan como elemento decorativo y ornamental en jardines, fuentes, cascadas y acuarios, también en jardineras y jarrones. Además su manejo y limpieza son muy similares al canto rodado

Piedra volcánica. Rocas ígneas que se forman a partir de lava o magma de los volcanes .Su utilización para decoración y construcción de algunos pavimentos es muy común.

Rocallas. Piedras de caliza de múltiples formas y colores que presentan hendiduras o agujeros por la erosión. Se utilizan para la ornamentación de jardines como para separar conjuntos de plantas, o en cualquier otro tipo de ubicación a modo de roquedal como construcción de muros o márgenes, cascadas de agua a diferentes niveles,…

Las granzas cerámicas o de terracota son un tipo especial de cerámica o ladrillo triturado y que proceden de una selección de arcillas cocidas a altas temperaturas, posteriormente se  clasifican en diferentes granulometrías. Entre sus ventajas decir que es un sustrato natural, decorativo,  ecológico, poroso, limpio, inerte, inodoro, no abrasivo, no produce barro, no se descompone, libre de plagas y enfermedades.