¿Qué son las casas pasivas o viviendas de bajo consumo energético?

Una casa pasiva o casa solar pasiva o hábitat pasivo, es un tipo de construcción o de casa en la que se utilizan los recursos de la arquitectura bioclimática combinados con una eficiencia energética muy superior a la construcción tradicional. Se trata de una construcción con un consumo energético muy bajo, y que ofrecen durante todo el año una temperatura ambiente confortable sin la aplicación de la calefacción convencional.
Y se considera una casa pasiva a las construcciones que son prácticamente autónomas para sus necesidades de calefacción. Se limitan a la energía solar, los insumos metabólicos (personas, máquinas) y un buen aislamiento, relegando a las calefacciones a un papel secundario.

PASSIVE HOUSE

Passivhaus (del alemán casa pasiva, y del inglés passive house standard) es un estándar para la construcción de viviendas y que fue desarrollado a partir de numerosas investigaciones, ​con financiación del estado Alemán de Hesse. En septiembre de 1996 el Passivhaus-Institut fue fundado en Darmstadt con el objetivo de promocionar y controlar este estándar.

Se basa en levantar construcciones que cuenten con gran aislamiento térmico, un riguroso control de infiltraciones, y una máxima calidad del aire interior, además de aprovechar la energía del sol para una mejor climatización, reduciendo el consumo energético del orden del 70% (sobre las construcciones convencionales).

La casa Passivhaus tiene un consumo muy bajo de energía para calefacción y refrigeración. Comparado con la normativa vigente actual en Alemania, gasta aproximadamente un 80% menos de energía para su acondicionamiento térmico. En el caso de Passivhaus España, y ya que dicho país tiene un clima menos severo, se podría llegar a una mejora del 60% respecto al consumo estándar de un edificio nuevo, y se conseguiría así la mejor clasificación energética posible: clase A.

 

Aquí encontrarás productos para construir o reformar viviendas más eficientes

Cubiertas

Más información

Cubiertas

Un buen aislamiento del techo es necesario para reducir la energía de calentamiento de invierno demanda. En cuanto al grosor del aislamiento, por lo general hay menos limitaciones constructivas en el techo que en las paredes. Por lo tanto, el aislamiento del techo está típicamente dimensionado más grueso que la pared de aislamiento. Los techos también son una buena solución para reducir la carga de calor del verano.

El aislamiento en cubiertas inclinadas se puede aplicar entre las vigas del techo o en la parte superior de las vigas del techo por debajo de las tejas. Para techos de hormigón, el aislamiento exterior por encima de la hormigón es recomendable. Con  materiales aislantes y resistentes al agua, la vida útil de la capa principal de impermeabilización se puede aumentar mediante la instalación entre el aislamiento y el hormigón.

Una vez más, el mejor espesor del aislamiento depende del clima y de los requisitos específicos del edificio. En un Passivhaus, un típico valor U de la cubierta será inferior a 0,3 W / ( m2K ) en climas templados de Europa , del sur , y hacia abajo para 0,1 W /( m2K ) en el centro de Europa.

Ventanas

 

Más información

Aislamiento térmico ventanas de las casas pasivas

Las ventanas son los puntos más débiles de la envolvente térmica, donde se suelen producir las mayores pérdidas o ganancias de energía, por tanto elegir una ventana eficiente de alta calidad es fundamental para garantizar la continuidad en la envolvente térmica de las casas pasivas.

Por tanto el aislamiento térmico en puertas y ventanas de las casas pasivas debe de ser excepcional. Es decir, no sólo hay que tener en cuenta el diseño racional en fachada de este tipo de elementos, abrir huecos de mayor dimensión en la fachada sur, moderados en este y mínimo en fachada norte o fría, sino que además la elección de puertas y ventanas en vivienda pasivas debe de responder a estándares de máxima calidad y unas excelentes prestaciones técnicas.

Calculadora

Calefacción

Más información

Aporte energético

La calefacción pasiva es como se denomina a una serie de técnicas que se llevan a cabo en la construcción de los edificios para aumentar al máximo su adaptación al entorno y aprovechar de esta manera los recursos naturales para que el lugar se mantenga cálido en invierno y fresco en verano.

Por tanto, los sistemas de calefacción pasiva hacen referencia al aprovechamiento máximo del Sol, para que el hogar mantenga una temperatura adecuada y confortable para los miembros de la unidad familiar.

Muros y fachadas

Más información

Muros y fachadas

Las pérdidas de aire no son la única ruta que el calor tiene para escaparse: los suelos y muros también transmiten calor. La mayor inquietud en la nueva construcción, es la inercia térmica, reducir puentes térmicos y aislar mejor nuestros edificios. Materiales con altas prestaciones posibilitan conseguir mejores resultados con menores espesores.

Por ello es tan importante que el aislamiento térmico sea óptimo. Las necesidades en cuanto a materiales para la construcción varían de acuerdo al clima donde se esté construyendo la vivienda, en el caso de León destaca por sus grandes variaciones térmicas. Destacar en las viviendas:

  • Sistema de forjado sanitario, con rotura de puente térmico en las vigas con bovedillas de poliestireno.
  • Muro de hormigón armado perimetral con sistema de aislamiento térmico exterior.

 

Aislamiento

Más información

Aislamiento

Es fundamental seleccionar el mejor aislante térmico orgánico y biodegradable para una casa pasiva.
Para conseguir un buen aislamiento térmico en una vivienda pasiva es importante elegir materiales que sean naturales, biodegradables y de baja transmitancia térmica. Por tanto, la elección de aislantes térmicos y acústicos naturales y ecológicos, como pueden ser la fibra de madera, la paja, la celulosa o el algodón reciclado, garantiza un menor impacto medioambiental y una disminución en la huella de carbono, además de generar un confort térmico excelente mediante la elección de materiales ecológicos más saludables

Entre las diferentes aplicaciones de la casa pasiva para aislar envolvente, cubierta e interiores, encontramos planchas de espuma rígida, paneles sándwich y poliuretano proyectado.

Cubiertas

Ventanas

Calefacción

Muros y fachadas

Aislamiento

Cubiertas

Un buen aislamiento del techo es necesario para reducir la energía de calentamiento de invierno demanda. En cuanto al grosor del aislamiento, por lo general hay menos limitaciones constructivas en el techo que en las paredes. Por lo tanto, el aislamiento del techo está típicamente dimensionado más grueso que la pared de aislamiento. Los techos también son una buena solución para reducir la carga de calor del verano.

El aislamiento en cubiertas inclinadas se puede aplicar entre las vigas del techo o en la parte superior de las vigas del techo por debajo de las tejas. Para techos de hormigón, el aislamiento exterior por encima de la hormigón es recomendable. Con  materiales aislantes y resistentes al agua, la vida útil de la capa principal de impermeabilización se puede aumentar mediante la instalación entre el aislamiento y el hormigón.

Una vez más, el mejor espesor del aislamiento depende del clima y de los requisitos específicos del edificio. En un Passivhaus, un típico valor U de la cubierta será inferior a 0,3 W / ( m2K ) en climas templados de Europa , del sur , y hacia abajo para 0,1 W /( m2K ) en el centro de Europa.

Aislamiento térmico ventanas de las casas pasivas

Las ventanas son los puntos más débiles de la envolvente térmica, donde se suelen producir las mayores pérdidas o ganancias de energía, por tanto elegir una ventana eficiente de alta calidad es fundamental para garantizar la continuidad en la envolvente térmica de las casas pasivas.

Por tanto el aislamiento térmico en puertas y ventanas de las casas pasivas debe de ser excepcional. Es decir, no sólo hay que tener en cuenta el diseño racional en fachada de este tipo de elementos, abrir huecos de mayor dimensión en la fachada sur, moderados en este y mínimo en fachada norte o fría, sino que además la elección de puertas y ventanas en vivienda pasivas debe de responder a estándares de máxima calidad y unas excelentes prestaciones técnicas.

Calculadora

Aporte energético

La calefacción pasiva es como se denomina a una serie de técnicas que se llevan a cabo en la construcción de los edificios para aumentar al máximo su adaptación al entorno y aprovechar de esta manera los recursos naturales para que el lugar se mantenga cálido en invierno y fresco en verano.

Por tanto, los sistemas de calefacción pasiva hacen referencia al aprovechamiento máximo del Sol, para que el hogar mantenga una temperatura adecuada y confortable para los miembros de la unidad familiar.

Muros y fachadas

Las pérdidas de aire no son la única ruta que el calor tiene para escaparse: los suelos y muros también transmiten calor. La mayor inquietud en la nueva construcción, es la inercia térmica, reducir puentes térmicos y aislar mejor nuestros edificios. Materiales con altas prestaciones posibilitan conseguir mejores resultados con menores espesores.

Por ello es tan importante que el aislamiento térmico sea óptimo. Las necesidades en cuanto a materiales para la construcción varían de acuerdo al clima donde se esté construyendo la vivienda, en el caso de León destaca por sus grandes variaciones térmicas. Destacar en las viviendas:

Sistema de forjado sanitario, con rotura de puente térmico en las vigas con bovedillas de poliestireno.

Muro de hormigón armado perimetral con sistema de aislamiento térmico exterior.

Aislamiento

Es fundamental seleccionar el mejor aislante térmico orgánico y biodegradable para una casa pasiva.
Para conseguir un buen aislamiento térmico en una vivienda pasiva es importante elegir materiales que sean naturales, biodegradables y de baja transmitancia térmica. Por tanto, la elección de aislantes térmicos y acústicos naturales y ecológicos, como pueden ser la fibra de madera, la paja, la celulosa o el algodón reciclado, garantiza un menor impacto medioambiental y una disminución en la huella de carbono, además de generar un confort térmico excelente mediante la elección de materiales ecológicos más saludables

Entre las diferentes aplicaciones de la casa pasiva para aislar envolvente, cubierta e interiores, encontramos planchas de espuma rígida, paneles sándwich y poliuretano proyectado.

Productos Passive House

Top 76 legend

Es una ventana con un ancho de marco de 76 mm, construido con 6 cámaras y 3 juntas (juntas de sellado central). Este modelo de ventana proporciona un valor Uf de 1,0 W/m2K que se ajusta a los requerimientos de los estándares de Passive House. El sistema cuenta con una gran variedad de perfiles tanto principales como auxiliares, que satisfacen todas las expectativas, y proporcionando una imagen de robustez y firmeza. Ofrece una gran variedad de opciones para doble o triple vidrio, desde 24 mm a 52 mm de hueco de acristalamiento.

Konner Passiv

Se destaca gracias a susección de 82mm, con 6 cámaras y su triple junta, consigue un valor Uf de 73 W/m2K  cumpliendo con los requisitos Passive House. A la serie de perfiles BluEvolution 82 se le ha otorgado en 2016 el premio NAN de Construcción y Arquitectura a la mejor carpintería.

Contacte con nosotros, sin compromiso

Presupuestos gratuitos insitu de la vivienda y/o negocio.

Exposición constante en Onzonilla y Matallana.

Resuelve tus dudas con un técnico por teléfono.

Nombre (requerido)

Teléfono (requerido)

¿Quieres que te llamemos?

Correo electrónico (si tiene)

Mensaje

LEÓN

Pol. Industrial de Onzonilla, 42
24391 Ribaseca – (León)

Tel. 987874445 | Fax. 987346452

Matallana de Torío

Avda. Constitución, 1 – 24830
Estación Matallana de Torio

Tel. 987591038 Fax. 987591238

¿Tienes preguntas? ¿Qué elegir? ¿Qué será mejor utilizar...? ¿Materiales?
Cualquier consulta o duda ponte en contacto con nuestros asesores