Pavimentos laminados

Categoría: ID producto: 1613

Descripción

La elección del suelo ser un punto importante tanto por su uso como por la decoración que se elija y por eso desde Hergadi queremos asesorarte para que cada estancia de tu casa sea como has imaginado.

El suelo laminado se compone de varias capas, normalmente de derivados de la madera, siendo la última capa un compuesto sintético que puede variar de composición, pero que generalmente es un compuesto de resinas de melamina a alta presión, que lleva impreso un dibujo imitando madera o incluso a otros materiales. En Hergadi disponemos de una gran cantidad de estilos, formatos, colores y texturas disponibles de pavimentos de primeras marcas como Parador, Finsa y TerraFloor. Encontrarás imitaciones de la mayoría de las maderas naturales (Robles, Haya, Cerezo, Jatoba, Nogal, Arce…) así como de otros materiales. Marcas como Parador ofrecen modelos con acabados rústicos, decapados, con relieves y biseles. Los suelos laminados que encontrarás en Hergadi están homologados además de tener sus garantías respectivas.

AC3, AC4, AC5,... ¿Qué significa?

Los pavimentos laminados presentan muy diversas propiedades aunque varían según cada fabricante, (test de abrasión, test de impactos, clases de uso) aunque como norma se clasifican distintas calidades según la norma EN 13329. Estas categorías son el resultado de un test de abrasión, donde una máquina somete al suelo a una serie de frotados con una rueda de papel de lija, hasta que el dibujo decorativo pierde su apariencia original. Es importante indicar que un AC4 o AC5 de un fabricante puede quedarse blanco antes que un AC4 o AC5 de otro  fabricante en el test de abrasión. Con todo ello, según el número de vueltas soportadas, los suelos laminados se clasifican en:

  • AC-1 (más de 900 vueltas)
  • AC-2 (más de 1.800 vueltas)
  • AC-3 (más de 2.500 vueltas)
  • AC-4 (más de 4.000 vueltas)
  • AC-5 (más de 6.500 vueltas)
  • AC-6 (más de 8.500 vueltas)

Los tres primeros cada vez están en mayor desuso y no se recomienda solo tener en cuenta el test AC (resistencia a la abrasión) como factor único para la elección de un suelo laminado porque suele generar confusión.

Hoy en día los pavimentos laminados también se clasifican por clases de uso, ya que la resistencia AC puede crear confusión. Las clasificaciones no siguen un criterio de resistencia AC –  clase de uso y de nuevo cada fabricante tiene sus valoraciones a la hora de clasificar, por lo que es importante de nuevo resaltar que un AC4 de un fabricante no tiene nada que ver con un AC4 de otra marca. Las clasificaciones usadas para los pavimentos laminados son:

  • Clase 31 – Sólo para uso doméstico moderado
  • Clase 32 – Para uso doméstico normal – comercial moderado
  • Clase 33 – Para uso doméstico intensivo – comercial normal
  • Clase 34 – Para uso doméstico muy intensivo – industrial normal

Como ejemplos indicar que se puede  encontrar un laminado AC4 con una clase 31 o un laminado AC5 y su clase de uso es inferior a clase 32, por lo que ambos casos se genera confusión al cliente final. Otro factor a tener en cuenta, es la resistencia al impacto (IC) y el test consiste en tirar una bola de acero de 8cm de diámetro sobre una lama y ver respuesta ante el impacto. En Hergadi le informaremos sobre todas estas dudas que puedan surgir a la hora de elegir el pavimento que su casa necesita.