Platos de ducha

Categoría: ID producto: 1896

Descripción

¿Buscas confort o diseño en tu plato? En Hergadi puedes conseguir el plato que más se ajuste a tus gustos y necesidades, desde  platos extraplanos, de diseño, de primeras marcas, con gran variedad de acabados y colores,

El plato de ducha es una losa fabricada en distintos materiales como gres, acrílico, carga mineral o piedra natural que se instala en el suelo de la ducha y que actúa como aislante contra filtraciones de agua. A la hora de adquirir un plato de ducha deberás tener en cuenta, en primer lugar, las dimensiones de tu baño. Para espacios de menos de 3,5 m2 las formas recomendadas son la de cuarto de círculo y cuadrada. Para baños con tamaños superiores puedes optar, además de los anteriores, por platos de forma rectangular.

Otro factor básico a  elegir es el material con el que está fabricado. El material más utilizado ha sido el gres donde el acabado del plato es inalterable y no amarillea por el uso de productos como la lejía. Si buscas un material totalmente antideslizante con un tacto cálido, el material es la piedra natural. Si a esto le sumas un plato resistente a los golpes el material ideal es la carga mineral. Mientras que si valoras la resistencia a los golpes y a los productos de limpieza, los platos acrílicos pueden satisfacer estas exigencias.

Puedes encontrar un resumen general de nuestro stock en el catálogo de Gamma y/o consultar a nuestro asesor sin compromiso.

¿Qué material escojo para mi plato de ducha?

Esta es una de las preguntas que nos solemos hacer a la hora de escoger un plato de ducha y en función a los materiales podemos distinguir básicamente entre:

  • De cerámica/porcelana. Son los platos de ducha más baratos del mercado. No obstante, no resulta fácil sustituirlo por las obras que supone. Ofrecen gran resistencia a los productos químicos, ya que su color no se torna amarillo por la acción de estos. Sin embargo, entre sus inconvenientes esta que dificultan su instalación su elevado peso y su fragilidad, además de ser más resbaladizos y fríos al tacto que otros materiales.
  • Acrílico. Son platos de ducha que están fabricados con fibra y reforzados por la parte interior del plato para darles algo más de consistencia, evitando que el plato se deforme con el peso. Frente al tradicional plato de gres ofrece una mayor resistencia a los golpes y una mayor superficie antideslizante, además de ser más cálidos al tacto. Los platos acrílicos son el de menor peso, lo que facilita su instalación. Si se agrietan se pueden reparar y con el paso del tiempo, el color del material acrílico puede ir cambiando de tono. Cuando compres un plato de ducha acrílico asegúrate de que cumpla la normativa de la UE y así garantizar la máxima calidad
  • De carga mineral. También llamados platos de resina mineral, platos de ducha tipo pizarra, platos de ducha de resinas o platos de ducha tipo piedra .Internamente está compuesto por una masa formada en un 70% por mármol y resina y en un 30% por otros componentes. Esta masa va recubierta por una capa de laca, pintura o gel coat (lo que hace que sea el plato  más antideslizante de los tres y muy cálidos al tacto). Son extraplanos: tienen un grosor que ronda los 3 cm. Esta característica hace que se puedan instalar a ras de suelo, además se fabrican a medida, con lo que podremos tener un plato de ducha que cubra todo el espacio sin tener juntas ni añadidos de obra y se pueden reparar perfectamente. Se limpian fácilmente y se pueden personalizar con decorados de lo más variado. Entre los inconvenientes decir que son algo más caros que los platos de porcelana y los acrílicos. Dependiendo del proveedor y  la calidad de los materiales utilizados nos podemos encontrar grandes diferencias de precios entre los platos que se venden en el mercado, por ello en Hergadi encontrará el mejor asesoramiento y primeras marcas con todas las garantías que tu plato necesita.
  • De piedra natural: Son platos de materiales como la pizarra, el mármol, el granito o la cuarcita. Sus características son muy similares a los de carga mineral, aunque su uniformidad los hace menos resistentes a los golpes. De gran belleza estética tienen un tacto más frío que acrílicos o de resinas.